Educa a los niños sin género

En pleno 2018 aún somos testigos de la desigualdad de género en diferentes ámbitos de nuestra vida diaria, no solo en México, sino en todo el mundo. Las cifras hablan por sí solas: tan solo en nuestro país las mujeres ganan 32.4% menos que los hombres, el 6% forma parte de un consejo de administración en las empresas, y al año pasado, de los 32 estados de la república solo había una mujer gobernadora. 

Pese a los esfuerzos, todavía falta mucho por hacer, según el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), al ritmo actual, erradicar a nivel global la desigualdad entre ambos géneros tardará al menos 100 años.

Si bien la equidad de género es algo que compete a hombres y mujeres por igual, entre ellas existe mayor conciencia de su actuar para cerrar las brechas existentes en diferentes áreas, siendo una de éstas la educación para alcanzarla.

Con esto en mente, y con motivo del Día Internacional de la MujerUdemyplataforma global de formación para aprender y enseñar en línea, conmemora esta celebración con nueve consejos de mujeres instructoras para contribuir a la educación de los más pequeños, en esta ocasión a los niños, en la equidad de género.

La razón de enfocarnos en ellos es porque creemos que, si no cambiamos ciertos paradigmas en su formación, la equidad seguirá enfrentándose a obstáculos.

Ilse Lozoya (músico): flexibilidad de roles, clave para su formación

Empezar desde casa educándolos para ser libres de elegir y desarrollarse más allá de los roles impuestos por su género es el primero paso. Para lo cual recomienda:

  • No encasillar sus preferencias en masculino o femenino. Sigue siendo común, sin fundamento, la asociación de lo que significa ser hombre y mujer con rasgos como “fuerte” y “racional” y “débil” y “emocional”, respectivamente. Los niños deberían saberse y sentirse con la libertad de elegir naturalmente entre actividades, pasatiempos y aficiones sin ser encasillados o dirigidos hacia lo que es considerado para niños o niñas.
  • Impulsarlos a explorar sus emociones para que descubran otra forma de estar en el mundo. Esto les permitirá ser conscientes de ellos mismos y de las personas que les rodea, además de que desarrollarán la inteligencia emocional, más allá de la numérica-racional tan promovida en nuestras sociedades, así como su sensibilidad y creatividad
  • Promover el lenguaje neutral. Enseñarles el uso de un lenguaje libre de prejuicios y falsas creencias de lo que significa ser hombre o mujer les ayudará a pensar y actuar en términos de igualdad. Por ejemplo, decirles que hay trabajos para hombres, como las ingenierías, y para mujeres, las artes, solo ayuda a reforzar la inequidad de género.

Belén Piñeiro (educación infantil): respetar las diferencias y alfabetización emocional

Los espacios donde se desenvuelven los niños son ideales para impulsar la equidad de género, ya sea en la casa o en la escuela, su enseñanza contemplaría:

  • Repartir las responsabilidades domésticas por igual. Actualmente se anima a las niñas a ser valientes y competitivas, a salir de casa y “comerse” el mundo. Sin embargo, la implicación de los hombres en las tareas del hogar sigue siendo escasa.  Estas deben ser una responsabilidad compartida, cocinar, lavar la ropa o el coche es algo que ambos pueden realizar sin que existan actividades sólo para mujeres u hombres; es necesario hacer hincapié que cuando estos últimos colaboran en estas tareas no es por “ayudar”, sino que es ser corresponsable.
  • Alfabetizarlos emocionalmente. Así como aprender el abecedario y matemáticas es la base para su desarrollo intelectual, enseñarles a reconocer sus emociones y expresarlas de forma adecuada, debería ser una prioridad para su desarrollo emocional y social. Un objetivo sería empoderarlos a través de sus sentimientos para que puedan establecer relaciones sanas y respetuosas, sobre todo con las mujeres y con quienes piensan de una forma diferente a ellos.
  • Celebrar y aprender a vivir con las diferencias entre hombres y mujeres. Hombres y mujeres somos diferentes a nivel biológico, cada género tiene aspectos positivos que son dignos de admirar y por qué no, de imitarse. Todos podemos aprender del otro, entendernos y respetarnos e incluso admirar y valorar nuestras diferencias. Esto nos llevaría a enseñarles a los niños a explorar el “lado femenino” de la vida sin miedo y como una oportunidad de nutrirse como individuo.

Sandra Burgos (coach emocional): adiós al lenguaje y actitudes machistas

Somos los que pensamos y hablamos, lo cual se traduce en acciones; por tanto, utilizar las palabras y referencias adecuadas es importante para formar la actitud de los niños:

  • Utilización del lenguaje correcto. Eliminar por completo cualquier referencia peyorativa a lo que significa ser mujer o asociado a lo femenino. Por ejemplo, “juegas al futbol como niña” o “peleas como una mujer”, “no llores, pareces una niña”, “por qué te vistes de rosa, ¿acaso eres niña?”, “deja esos juguetes, son de niña”. Asimismo, hablar sobre lo masculino sería como un complemento o una forma más de hacer las cosas y no como algo superior o mejor.
  • Cuidar lo que se enseña en los libros de texto. Es común detectar que estén ilustrados de forma sesgada: una enfermera, un médico, una limpiadora, un ejecutivo, etc. Los educadores deberían hablar abiertamente de esto y explicar que en la vida real es totalmente distinto, que todos pueden ocupar distintos roles y posiciones en la sociedad, y que una lugar superior o inferior no tiene relación con ser mujer u hombre.
  • Las diferencias son individuales, no por género. Las sociedades han concebido características atribuidas a cada uno de los géneros que no tienen una base objetiva ni siquiera natural, por lo que enseñar que no existen límites biológicos para la mayoría de los límites socialmente atribuidos a cada género, es de vital importancia; tanto ellos como ellas tienen los mismos derechos a sentir, hacer y ser lo que deseen en su vida, sin preocuparse por ser hombre o mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s